Blog fotografico, notas de viajes y demas yerbas

La competencia de Natacion

Mis hijas disfrutaron mucho las clases de natación en la academia Ismael Merino de Lima.

En esta academia, aprendimos yo y mis hermanos cuando eramos chicos, y me da gusto ver como, el método de enseñanza, algunos profesores y la disciplina se mantienen aun, después de tantos años.

Por tercer año consecutivo inscribo en vacaciones a las clases de natación, veo que lo disfrutan mucho. Sin embargo, debido a los avances alcanzados, era necesario medirlos.

La competencia mensual

Mis hijas han aprendido mucho, desde patalear correctamente, impulsarse, bracear y quedar sumergida por unos segundos.

Este año, ya entran a la competencia mensual, en la que, compiten con otros niños de su misma edad, yo creo que es básicamente para medirlos y estimularlos.

En la primera competencia mensual a la que asistieron, se esforzaron, pero el resultado no fue muy satisfactorio, Daniela se canso y paro en plena competencia, y Marissa tambien se cansó y bajo la velocidad. Pero esta vez, tenia que ser mejor, las iba enfocando hacia la meta, desde la semana pasada, “Tienes que lograrlo”, “Esfuérzate”, “No te detengas!” eran las frases que les repetia antes de la meta.

Finalmente el día llego, felizmente antes de la competencia estuvieron calentando, y fueron listas.

Sonó el pitaso, Marissa y Daniela salieron disparadas!, inicialmente con una breve lentitud, debido a que las piernas estaban muy hundidas en el agua, pero de ahi ya salieron a flote, los otros niños también estuvieron en las mismas, hasta el momento la competencia fue muy pareja la competencia, hasta que Marissa adelanto a todos y dejo a los demás con una ventaja de un tercio de piscina. Daniela por lo consiguiente iba avanzando y ganaba por una cabeza, vi titubear por unos segundos a Daniela, pero de ahi siguió. Marissa tocó la meta, entre aplausos y fue ayudada a salir por los profesores que la esperaban en la meta. Daniela llegó unos instantes después, seguido de los demás niños.

Sentí mucho orgullo, y tanta emoción que olvide, hasta ese momento, de hacer las fotografías respectivas, de ahí me acorde y les tome con su diploma. Abajo los resultados.

Invalid Displayed Gallery